Este gran guitarrista flamenco se considera un aprendiz permanente de la guitarra. Su vocación le une a su sentido innato para los ritmos del flamenco: el compás y el ritmo no tienen secretos para El Pulga.

Desde 1994 imparte clases en Taller Flamenco, actividad que sólo interrumpe para atender sus compromisos profesionales en Portugal, donde tiene su compañía de flamenco «Serva la Bari». En la actualidad, imparte clases de Guitarra y Compás & Palmas en Taller Flamenco.